Beneficencia y municipalidad enfrentados por ampliación del cementerio

(Celendín, Eler Alcántara) La iniciativa de la Sociedad de Beneficencia de Celendín para la ampliación del cementerio de esta localidad ha provocado la oposición del Concejo de regidores de la corporación municipal al cuestionar que este directorio, presidido por Yonel Malaver Chávez, dé pie a la construcción del cerco perimétrico de la expansión del camposanto, en predios que corresponderían a la comuna provincial.
Según los regidores la Beneficencia de Celendín no está sirviendo al pueblo, por lo que no es correcto que dicha entidad utilice espacios públicos que le pertenecen a la municipalidad para ampliar la construcción del cementerio que finalmente será administrado por un ente privado, como actualmente lo es la Sociedad de Beneficencia, que dejó de ser parte del organigrama municipal para regirse como persona jurídica con autonomía administrativa y económica, bajo la rectoría del Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables.
Este hecho provocó una reunión de emergencia el pasado lunes en donde regidores y funcionarios de la Beneficencia no llegaron a ningún acuerdo y amenazaron con irse a los tribunales, para que se determine la titularidad del espacio que se ubica a espaldas del actual cementerio y en donde se ha iniciado la construcción de un cerco perimétrico, pensando en la ampliación del camposanto.
“Nos iremos a los tribunales, porque este espacio le pertenece a la Beneficencia. Tenemos varios documentos, incluso un convenio de hace 20 años que fue suscrito por el exalcalde Adolfo Aliaga, para que en este lugar se amplíe el cementerio, además obran en nuestro poder los papeles de donación de la Sra. Noema Rabanal y del exalcalde Mauro Siles. Lo único que tendría la municipalidad es un espacio que se le compró al Sr. Sabino. Y si así están las cosas, vamos al Poder Judicial, para demostrarles que es la Beneficencia la que tiene posesión de este espacio y desde ya les decimos que no vamos a parar la construcción”, expresó la gerente de la Beneficencia, Mirian Rodríguez Silva, durante la sesión extraordinaria del último lunes.
Más envalentonado, el regidor José Edison Pinedo Mariñas expresó su incomodidad y amenazó con levantar al pueblo si es que persisten en sus pretensiones los representantes de la Beneficencia. Aseguró que gran parte del predio le corresponde al municipio, pues no existe documento alguno que corrobore la donación a favor la Beneficencia.
“Ustedes manifiestan que no son una entidad pública pero cuando queremos recuperar las propiedades del pueblo ustedes se exaltan, sacan las garras y manifiestan que no ganan nada. Yo no entiendo entonces cuál es su preocupación, porque deberían estar de lado del pueblo, porque somos celendinos y en algún momento todos iremos a parar allá (al cementerio). Ahora si ustedes manifiestan que tienen un convenio de hace muchos años, aquí claramente dice que el compromiso de la municipalidad es siempre y cuando sea en beneficio social, algo que ya no aplica al ser la beneficencia una entidad privada, por lo que este convenio queda sin efecto”, expresó.
“Siendo esta la situación y si ustedes quieren para irse a los tribunales, lo primero que vamos a hacer es desconocer al Sr. Yonel como presidente, nombrado por el alcalde sin la aprobación del Concejo en pleno; tampoco vamos a acudir a ninguna instancia sino convocaremos al pueblo y a todas las instituciones para abordar este tema; y, por último, solicitaremos la documentación que ustedes tienen para determinar la parte del predio que les corresponde”, puntualizó.

Contenidos en tu correoSuscribete a nuestro boletín

Mantente informado de las ultimas noticias con nuestro boletin. Déjanos tu correo.