El sombrero de paja palma *

Por Tito Zegarra Marín
Este tipo de sombrero es el que usan pobladores de la zona rural de Chota, Bambamarca, Hualgayoc y algunos distritos de Cajamarca y Cutervo, principalmente. Conocido como sombrero chotano o bambamarquino porque en esas localidades, desde principios del siglo pasado, comenzaron a confeccionarlo y usarlo. Al poco tiempo, por ser necesario y del agrado de mucha gente, se expandió por las comunidades del interior y provincias vecinas.
Ambos tipos de sombreros (Chota y Bambamarca), se distinguen por ser tejidos con fibras o pajas vegetales extraídas de hojas de una variedad de plantas conocidas como palmeras (Carludovica Palmata) que se producen en Ecuador y Piura. Precisamente, son conocidos como sombreros de palma por tener como insumo a esa variedad de palmeras o palmas. En lo principal, estos sombreros se caracterizan por ser consistentes para el trabajo, cómodas en su uso y resistentes a los efectos climáticos (lluvia y sol).
Por esas razones, dichos sombreros son usados por la mayoría de hombres y mujeres de la zona rural de los lugares mencionados: en las labores agroganaderas, cuando visitan los centros urbanos, al ir a las plazas pecuarias (una vez por semana), al participar de las ferias patronales distritales y provinciales y en otras actividades sociales. Sin embargo, en algunas tareas de campo y otros quehaceres, da la impresión que el sombrero de palma se usa menos y que a cambio se recurre a gorras de tela, quizá por ser más llevaderas y poco costo.
EN CHOTA Y BAMBAMARCA
Por su parte, la gente que radica en las ciudades de Chota y Bambamarca, pareciera que poco usan ese afamado sombrero de palma, inclusive en ocasiones especiales como la fiesta taurina y paseos cortos. Y decimos esto, porque hemos verificado que muchos jóvenes y adultos, durante las tardes taurinas de junio en Chota y julio en Bambamarca, usan más el sombrero celendino elaborado de paja bombonaje traída de Rioja. También, en las exhibiciones de caballos de paso y en algunos espectáculos artísticos, por cierto, no en todos. Lo cual hace suponer que el sombrero celendino es más confortable para esos actos: textura delgada o fina, flexibilidad, elegancia y blancura (ver foto en coso taurino de Chota). En la tradicional feria de San Juan de Chota, son varios los puestos que ofrecen en venta al sombrero celendino.
El proceso que se sigue para producir el sombrero de Chota y Bambamarca es similar a todos los que usan al insumo paja para tejerlos. Sin embargo, por elaborarse de la fibra palma requiere de cumplir con algunos requisitos: destreza para manejar el acto del tejido; minuciosidad para tramar las fibras o pajas en forma simétrica y exacta; y mucha paciencia en el día día para concluirlo con éxito. De esa manera, se va lograr un sombrero claramente consistente y casi impermeable (no deja filtrar agua), lo cual le va dotar de algo importante: durabilidad y utilidad práctica, como características que lo diferencian de otros. Por ello, dichos sombreros tienen precios que van entre 800 y 2500 soles.
TIEMPO DE CONFECCIÓN Y DURACIÓN
Entre otros aspectos, el sombrero de palma requiere para su confección un tiempo que oscila entre uno y dos meses y alrededor de dos manojos (16 cadejos) de paja. La durabilidad promedio es de 8 a 10 años, tiempo suficiente para cumplir con los fines señalados y, en algunos casos, hacer de recipiente de agua para beber o trasladar a espacios cortos. Uno de los lugares donde se prepara la paja y tejen los mejores sombreros de Chota es el centro poblado Pacobamba, ubicado a tres kilómetros del distrito Lajas. En Bambamarca, se produce en los caseríos Ahijadero, La Lucma, El Cumbe, Mayhuasi y La Higuerilla, entre los más importantes.
Con relación al modelo del sombrero de paja palma, éste casi no ha variado y son pocos las matices que se observa. En lo fundamental, es de forma circular tanto la parte de la copa como la falda, lo cual le da un aspecto clásico o tradicional. La copa es, a su vez, ligeramente alta (sombreros para mujeres y hombres); y la falda, para ambos casos, es amplia y ligeramente doblada. El sombrero chotano se distingue del bambamarquino por ser más grande y vistoso, y por tener un color tenuemente menos intenso.

*Forma parte del estudio sobre el sombrero de Celendín, que vengo realizando.

Damita chotana exhibiendo su sombrero de paja palma. en las fiestas tradicioneles de San Juan.

Familia bambamarquina en el caserío    Ahijadero, preparando la paja palma.

Contenidos en tu correoSuscribete a nuestro boletín

Mantente informado de las ultimas noticias con nuestro boletin. Déjanos tu correo.