Defensoría pide investigar maltratos en Aldea Infantil SOS

Madre denunció que su hijo de 11 años se escapó por miedo a presuntas agresiones y que presentaba moretones en las extremidades. La oficina de la Defensoría del Pueblo en Cajamarca requirió al Ministerio Público y al Poder Judicial en esta región que, teniendo en cuenta el principio del interés superior del niño y el de debida diligencia, dispongan la urgente investigación de la denuncia de presuntos maltratos físicos y psicológicos en agravio de un niño de 11 años por parte del personal de la Aldea Infantil SOS Cajamarca, ubicada en el centro poblado Santa Bárbara. Asimismo, se solicitó resolver el proceso tutelar a favor del niño y sus hermanos.
La institución intervino en el caso tras conocer la denuncia interpuesta por la madre del niño, quien señaló que su hijo se escapó de la referida aldea por las constantes agresiones físicas a los que son sometidos niñas, niños y adolescentes, cuando presentan un mal comportamiento. Según la ciudadana, su hijo presentaba moretones en sus extremidades, y habría sindicado a sus cuidadoras como las responsables de los mismos.
Es así que, la madre interpuso una denuncia en la comisaría de Baños del Inca, donde declaró además, que personal de la Aldea Infantil SOS Cajamarca le habría pedido que firme un documento y declare que lo denunciado era falso. Según su versión, los directivos de la aldea le dieron a entender que, si no lo hacía, su hijo podría ser trasladado a otro albergue.
Ante ello, la institución se comunicó con la comisaría de Baños del Inca, donde informaron que el caso fue comunicado a la Segunda Fiscalía Provincial de Familia y a la Tercera Fiscalía Provincial Penal Corporativa de Cajamarca. En tal sentido, se pidió a ambos despachos que ordenen la realización de las diligencias para esclarecer la denuncia, teniendo en cuenta la Convención sobre los Derechos del Niño y la Constitución Política del Perú de donde se desprende que el Estado tiene el deber de investigar todas las formas de malos tratos o actos de violencia contra niñas, niños y adolescentes, perpetrados por madres, padres o cualquiera otra persona responsable de su cuidado, así como establecer medidas preventivas y de tratamiento al respecto.
Adicionalmente, la oficina de la Defensoría del Pueblo en Cajamarca recomendó a la Segunda Fiscalía Provincial de Familia de la región que, con intervención de un psicólogo, incluya en sus investigaciones una entrevista al niño víctima del presunto maltrato, a sus hermanos y a otros niños y adolescentes, a fin de verificar si se han presentado presuntos actos de maltrato en la Aldea Infantil SOS Cajamarca. Asimismo, entrevistas a las personas cuidadoras y a la directora de la aldea, y que toda la denuncia sea remitida al Juzgado de Familia de turno, a fin de que se emitan las medidas de protección correspondientes.
De otro lado, la institución verificó que el proceso de investigación tutelar a favor del niño supuestamente agredido y de sus hermanos se encuentra a cargo de la Tercer Juzgado de Familia y tiene como fecha de inicio el 28 de septiembre de 2017, sin que hasta la fecha se haya emitido sentencia. Al respecto, se le instó a resolver la situación jurídica de los niños, haciendo prevalecer el principio del interés superior de estos y la celeridad procesal.
Además, ante los hechos denunciados por la madre de los niños, la institución demandó que dicho despacho también exhorte a los responsables de la Aldea Infantil SOS de Cajamarca que garantice el derecho a una vida libre de violencia de niñas, niños y adolescentes residentes y se les brinde adecuadas condiciones de vida durante el tiempo que permanezcan en dicho establecimiento.

Contenidos en tu correoSuscribete a nuestro boletín

Mantente informado de las ultimas noticias con nuestro boletin. Déjanos tu correo.