Un hombre de inmensa panza y billetera robusta

Una mujer desfalleciente, con una enfermedad terminal solicita permiso para morir. No puede moverse. Además de un dolor insoportable, ha perdido el control de todas sus funciones y no quiere perder la dignidad ni ser una carga para nadie.
En cualquier país civilizado, se acepta o no su pedido, pero se comprende su dolor y su decisión.
EN EL PERÚ, UN HOMBRE DE INMENSA PANZA Y BILLETERA ROBUSTA se burla de ella, y le aconseja lanzarse de un edificio. Pocas semanas atrás, el tipo hizo cacha de las jóvenes que sin desearlo han quedado embarazadas. Además de hacer gala de su aversión a las mujeres, proclama que es célibe y que representa a los cristianos. ¿Cristianos? ¿Qué clase de cristianos hace un trapo a las mujeres?
Los criadores de cerdos suelen esconder a sus animales rabiosos. Aquí, no. Aquí pueden llegar a ser presidentes.
En el Perú, hay que unirse para salvar la civilización de bestialidades como ésta. RECUPERAR LA CIVILIZACIÓN es una tarea que no pertenece tan solo a la gente de izquierda. Corresponde a los liberales y a los conservadores, a los moderados y a los centristas, a los cristianos y a los agnósticos y a todos los que creen en la superioridad y la gloria de la raza humana.

Contenidos en tu correoSuscribete a nuestro boletín

Mantente informado de las ultimas noticias con nuestro boletin. Déjanos tu correo.