Agricultura familiar: fuente de alimentos en tiempos de crisis

Durante el período más complicado de la emergencia sanitaria a causa de la propagación del covid-19, esta actividad desempeñó un papel preponderante en el abastecimiento de alimentos para Lima Metropolitana y las diferentes provincias del país.
Desde el establecimiento de las medidas de emergencia sanitaria por la presencia de la pandemia del covid-19, el Ministerio de Desarrollo Agrario y Riego (Midagri) tuvo como principal tarea garantizar el abastecimiento de alimentos y otros bienes esenciales, así como la adquisición, producción, almacenamiento y distribución, para la venta al público durante el período de cuarentena.
Con estas medidas, se mantuvo el normal flujo de abastecimiento de productos de primera necesidad desde las zonas productoras de la agricultura familiar a los principales mercados mayoristas de Lima y provincias, con cifras que fluctúan en promedio entre los 8,000 a 11,000 toneladas diarias.
Con ello se garantizó la provisión de frutas, verduras, hortalizas, productos agroindustriales y productos cárnicos.
De acuerdo con el Sistema Integrado de Estadística Agraria del Midagri, en el 2020 ingresaron a los principales mercados mayoristas de Lima Metropolitana (Gran Mercado Mayorista de Lima, Mercado N° 2 de Frutas y Mercado de Productores de Santa Anita) más de 3.7 millones de toneladas de alimentos, cifra 1.4% mayor a lo registrado el año anterior.
En el primer semestre del 2020, especialmente en el período de cuarentena, los volúmenes de abastecimiento se comportaron de manera normal, creciendo este indicador 0.8% en este período, acelerando su ritmo de crecimiento en el segundo semestre (2%), coincidiendo con la apertura de las fases de reactivación económica decretadas por el Poder Ejecutivo.
No obstante, reportó el Midagri, considerando las medidas adoptadas por el Gobierno de inmovilización total, se excluyó de este análisis el registro de alimentos de los domingos (el volumen de abastecimiento fue mínimo o nulo en esos días); por lo tanto, con este criterio, el ingreso de alimentos a los mercados mayoristas de la capital en el 2020 registró un crecimiento superior al 6% en comparación con los volúmenes alcanzados en el 2019.
PRODUCTOS
De acuerdo con el estudio, más del 50% de los alimentos que ingresaron a los mercados mayoristas de la capital el año pasado correspondió al grupo de verduras, destacando productos como la papa (29% del ingreso de verduras), cebolla (12%), choclo (7%), zanahoria (6%), camote (4%), tomate (4%), ají fresco (3%), arveja grano verde (3%), entre los más importantes.
El 29% del abastecimiento de Lima correspondió al grupo de frutas, sobresaliendo el limón (17% del ingreso de frutas), plátano (14%), naranja (9%), manzana (7%), papaya (6%), piña (5%), mandarina (5%), maracuyá (5%), mango (4%), palta (4%), uva (3%), entre otros productos.
Por su parte, en el grupo de agroindustriales, cuya participación en el ingreso de productos a Lima es del 17%, sobresalieron el arroz (52%), azúcar (24%), menestras (5%), harina (4%), fideos (3%) y aceite (3%).
AGRICULTORES
Según la entidad ministerial, este buen comportamiento de los indicadores de abastecimiento registrados durante la emergencia nacional frente al covid-19 obedece a que las siembras de alimentos provenientes de las zonas productoras de la agricultura familiar se planificaron con mucha anticipación, es decir, durante la campaña agrícola agosto 2019-julio 2020.
Así, cultivos como la papa, el arroz, el maíz choclo, el maíz amiláceo y la quinua han ejecutado siembras por encima del 90% de lo programado. Lo mismo se pudo observar en el caso de los cultivos permanentes.
El período de cuarentena coincidió con el inicio de la temporada de cosechas de frutas, como la mandarina, naranja, palta, manzana, plátano, piña, papaya y productos agroindustriales como la aceituna, el café y el cacao.
Por lo tanto, los resultados observados descartaban cualquier shock de oferta en el contexto del nuevo coronavirus.
“Gracias al esfuerzo y el sacrificio desplegado por la agricultura familiar se logró garantizar la seguridad alimentaria del país, especialmente en el actual y difícil contexto frente a la pandemia”, reconoció la entidad ministerial.
Según cifras del Cuarto Censo Nacional Agrario (Cenagro), la agricultura familiar en el país genera alrededor del 80% de los productos alimenticios que se consumen en el mercado nacional mediante los principales centros de abastos de Lima y las ciudades del interior del país.
El Sistema de Abastecimiento y Precios (Sisap), del Midagri, precisó que el 98% de los alimentos que ingresan a los principales mercados mayoristas de Lima Metropolitana provienen de 103 provincias pertenecientes a 14 regiones (Lima, Junín, Lambayeque, Huánuco, Arequipa, Piura, Ica, Áncash, San Martín, La Libertad, Ayacucho, Pasco, Tumbes y Ucayali), donde están involucrados más de un millón de agricultores familiares que representan el 95% de las unidades agropecuarias existentes en estos ámbitos geográficos.
Del mismo modo, las zonas productoras de las principales provincias de Lima, Junín y Huánuco abastecen a la capital con diversos productos como la papa blanca y frutas, donde destaca la manzana, naranja, plátano y papaya.
En el caso de las regiones del norte del país como Lambayeque y Piura, ellas abastecen principalmente productos agroindustriales como arroz y azúcar, así como frutas (limón, mango y uva); finalmente, las regiones del sur como Arequipa e Ica abastecen alimentos, entre ellos cebolla, papa blanca, tomate, zapallo y uva.
DATO
La oferta de alimentos en los mercados de abastos en Lima evitó el incremento de precios en el 2020, lo que mantuvo estable la capacidad adquisitiva de los hogares.
CIFRA
1%

Creció el Sector agropecuario en primer bimestre del 2021, pese a impactos del covid-19.

Contenidos en tu correoSuscribete a nuestro boletín

Mantente informado de las ultimas noticias con nuestro boletin. Déjanos tu correo.