EsSalud: incrementan atenciones oftalmológicas debido al teletrabajo durante la pandemia

Antes de la pandemia los problemas oculares afectaban al 12.5 % de pacientes, pero actualmente al 50 %
Los casos de deterioro ocular se incrementaron en el país durante la crisis sanitaria por el covid-19, debido a que el teletrabajo ha generado, en algunos casos, el abuso o indebido uso de los dispositivos electrónicos como computadoras, celulares, tablets, etc., informó EsSalud.
Iván Bermúdez, jefe del Servicio de Oftalmología del Hospital Almenara de EsSalud, explica que, a raíz de la pandemia, la salud visual se ha visto afectada directamente por el virus que conlleva a enfermedades como conjuntivitis y patologías de la retina; e indirectamente debido a todo lo que implica el cambio de vida que ha originado este virus en nosotros, por ejemplo, el teletrabajo.
“Hasta antes de la pandemia, las alteraciones visuales asociadas a ojo seco y fatiga ocular afectaban al 12.5 % de los pacientes, pero a raíz del teletrabajo, estas molestias se han incrementado al 50 %”, dijo el Dr. Bermúdez.
A esto agregó que el 90 % de pacientes pasan más de 3 horas aproximadamente en la computadora de forma constante.
La sequedad ocular, la fatiga visual y los ojos rojos son los males más frecuentes, incluso en los niños.
“En relación al teletrabajo, las patologías que se han incrementado son las relacionadas a la superficie ocular y alteraciones en los cambios refractivos. Este año, la miopía se ha incrementado en 30 % en niños en Perú”, manifestó preocupado el especialista en oftalmología.
La población debe estar alerta ante la sensación de cuerpos extraños en la vista, arenilla en el ojo, ardor ocular, dolor, ojo rojo, visión borrosa intermitente, cansancio visual, cefalea y dolores cervicales; todos estos síntomas están relacionados con el uso y abuso de los dispositivos que se usan para el teletrabajo.
RECOMENDACIONES
El Dr. Bermúdez recomienda tomar pausas y la formula 20 x 20 x 20. Es decir, trabajar 20 minutos, relajar la vista 20 segundos mirando distancias de 20 pies (equivalente a 6 metros) para que así el ojo no esté constantemente acomodando su enfoque en la visión cercana.
Asimismo, es necesario que la población considere la luminosidad con la que se trabaja. “Se debe evitar el trabajo a contraluz, pues esto requiere de mayor esfuerzo para la visualización, se debe trabajar con entradas de luz a 90 grados del equipo, es decir, por los laterales izquierdo y/o derecho”. Si es usuario de lentes correctores, se recomienda adicionar a estos lentes filtros como anti reflejantes o filtros para la luz azul.
El especialista recordó además que somos seres diurnos, nuestro reloj biológico está hecho para trabajar en el día y dormir en la noche. Entonces, la luz azul que está presente en el sol, activa ciertas hormonas como el cortisol que nos ayuda a desenvolvernos en el día; mientras en la noche disminuyen los valores de cortisol y se elevan las hormonas de melatonina que nos ayudan a aprovechar mejor nuestro sueño.
Entonces, si nos exponemos de manera prolongada a la luz azul, dijo, esta le indica al cuerpo que es de día y se suprime la hormona de melatonina provocando trastornos del sueño, lo que conlleva al paciente a padecer de otros males como hipertensión arterial, síndrome metabólico, etc.
El órgano de la visión es muy complejo, nos permite relacionarnos con el medio ambiente a través de imágenes, éstas son llevadas hasta la retina, un órgano neurosensorial, y posteriormente llegan al cerebro para que sean interpretadas, por ello, es necesario que no se dañe ninguno de los componentes que hacen llegar el mensaje al cerebro.

Contenidos en tu correoSuscribete a nuestro boletín

Mantente informado de las ultimas noticias con nuestro boletin. Déjanos tu correo.