Fiscalía Anticorrupción archiva denuncia por la que fue vacado el alcalde de Celendín

Celendín. La Fiscalía Provincial Corporativa Especializada en Delitos de Corrupción de Funcionarios de Cajamarca, dispuso el archivamiento definitivo de la denuncia interpuesta en contra del alcalde de Celendín, por la presunta comisión del delito de negociación incompatible en agravio del Estado, que -precisamente- sirvió de argumento para la vacancia del alcalde provincial por parte del Concejo de la Municipalidad semanas atrás.

De acuerdo a la Disposición N° 01-2021-1°DF-FPCEDCF-CAJAMARCA, se resolvió no ha lugar la formalización de la investigación preparatoria en contra de José Ermitaño Marín Rojas, debido a que la Contraloría General de la República a través de su Órgano de Control Institucional (OCI) no pudo evidenciar ni determinar la existencia o sospecha de vínculos estrechos (familiares, amicales, sentimentales) entre la autoridad edil y el empresario contratado por la comuna provincial para la elaboración de tres expedientes técnicos, obviando varios trámites administrativos.

“En el delito de negociación incompatible, no basta atribuir presuntas irregularidades administrativas, sino que el agente haya mostrado mediante actos irregulares su deseo de influir en el desarrollo de la adquisición; es decir, que además del dolo para tener acreditada la conducta típica debe presentar este elemento subjetivo; en el presente caso, se cumplió con el objeto de la contratación toda vez que las obras se ejecutaron”, se puede leer en parte de Disposición Fiscal.

Además, añade que, de los hechos denunciados no se advierte la creación de un riesgo o peligro concreto, menos hace referencia el Informe de Control Específico N° 10294-2020-CG/GRVA-SCE, documento que tiene el carácter de prueba preconstituida, sin que de la actuación del alcalde y demás funcionarios involucrados se desprendan responsabilidades que trasciendan al ámbito penal. Tampoco se advierte la existencia de un interés inusitado en las contrataciones, el provecho o beneficio para sí o terceros y menos el posible perjuicio o daño para la entidad.

En ese sentido, el Ministerio Público concluyó en que bajo esas circunstancias no es posible amparar una denuncia que no tiene una connotación penal que se requiere para iniciar las investigaciones correspondientes.

Contenidos en tu correoSuscribete a nuestro boletín

Mantente informado de las ultimas noticias con nuestro boletin. Déjanos tu correo.