Juliana Oxenford confiesa haber sufrido de abuso sexual de un familiar cuando tenía 8 años

Ricardo Mendoza y Norka Gaspar han generado un gran revuelo en las redes sociales luego de su cuestionable broma en su programa de YouTube, Complétala, donde se burlaron de una niña que sufrió una agresión sexual a bordo de un vehículo de transporte público. Esto generó que miles de usuarios a través de Twitter condenaran duramente a los dos comediantes y hasta pidieron que cancelaran no solo ese espacio, sino también Hablando huevadas.

Asimismo, diversas figuras del espectáculo y la política nacional condenaron estos actos y hasta culparon a ambos personajes de normalizar la cultura de violación. En ese sentido, Juliana Oxenford aprovechó la situación no solo para hacer sentir su molestia, sino también para revelar que sufrió un hecho similar cuando solo era una niña.

La periodista utilizó su cuenta de Twitter para hacer un extenso pronunciamiento en el que relata cómo su propio tío la besaba en la boca cuando tenía ocho años de edad. La conductora de ATV también reveló que cuando decidió contarlo, su familia no le creyó y que cuando su victimario murió, sintió un gran alivio.

“No hagas mofa, no te burles de una agresión sexual. Menos si la víctima es una niña. Cuando tenía ocho años el tío más querido de mi familia me besaba en la boca, aprovechaba cualquier momento a solas para meterme la lengua y babosearme (si, así de nauseabundo). No dije nada. A los ocho años no sabía si eso que tanto me asustaba era abuso o lo hacía porque era “su sobrina favorita”. Nadie me habló de la importancia de hablar. Cuando de adolescente decidí hacerlo, muchos no me creyeron. No pasó nada, el tiempo parecía haberlo borrado todo.”, inició.

“Todo menos mi dolor. De adolescente me lo volví a encontrar, le grité, lo odié mirándolo a los ojos y se burló de mi diciéndome que estaba “delirando”. Este enfermo murió hace poco. Muchos lo lloraron, yo sentí un alivio. Hace algún tiempo supe que su violencia también había alcanzado a otras mujeres, dos adultas. Lo que viví no lo soñé, fue real. Ahora, por miedo, le hablo a mi hija de la importancia de contar todo aquello que le incomode, venga de quien venga”, añadió.

Contenidos en tu correoSuscribete a nuestro boletín

Mantente informado de las ultimas noticias con nuestro boletin. Déjanos tu correo.