“EDUCANDO DESDE LA FELICIDAD” (Parte II)

Educar desde la felicidad, es un concepto amplio que requiere una mejor expresión y análisis de las teorías psicológicas, en ese sentido, es importante señalar a Ryff, quien plantea en su modelo de bienestar psicológico, seis elementos básicos del funcionamiento positivo de las personas y que nosotros tratamos de aplicar en la educación. Estos seis elementos son importantes para que el individuo (niño, adolescente) se convierta en una mejor persona y desarrolle su potencial: (a) Autoaceptación: Definida como la actitud positiva y de aceptación hacia aspectos de uno mismo en el pasado y el presente;

(b) propósito en la vida: Son las metas y creencias que afirman un sentido de dirección y significado en la vida;

(c) autonomía: Referida a la autodirección guiada por los propios estándares internos socialmente aceptados;

(d) relaciones positivas: Implica tener relaciones personales satisfactorias en las que se expresan empatía e intimidad;

(e) Dominio del medio ambiente: Es decir, la capacidad de gestionar el entorno complejo de acuerdo con las propias necesidades;

(f) Crecimiento personal: Esla percepción del potencial propio para el autodesarrollo. 

El modelo de Ryff, nos muestra la importancia de relacionar el Bienestar Psicológico de nuestros alumnos, con la necesidad de trabajar en las instituciones educativas, la felicidad desde un enfoque social, familiar y educativo. Los psicólogos humanistas de la última posguerra mundial, Abraham Maslow y Carl Rogers, quienes consideraban que el ser humano era “bueno” por naturaleza y que quien lo pervertía era la familia, la comunidad y la sociedad, en ese sentido es importante cambiar paradigmas desde estos niveles de la sociedad, es por ello, que el Bienestar Psicológico, es un concepto muy importante de evaluar y trabajar desde los contextos pertinentes. Así mismo, trabajar en Felicidad asociada al Bienestar Psicológico, es de suma importancia en tanto que, desde mi experiencia, la felicidad, desde una visión psicológica, estaría relacionada al Autoconocimiento y Autoconfianza.

El autoconocimiento, es una variable relacionada con la conciencia de uno mismo, vale decir que el ser humano que la práctica, podrá reconocer sus propias emociones, fortalezas, debilidades, motivaciones, valores y objetivos, es ahí la importancia de la familia y el colegio de poder enseñar a nuestros alumnos, que así como tienen fortalezas, también pueden tener debilidades, de esa manera estamos educando en resiliencia y mejor aún educamos  seres humanos realistas, coherentes y sobre todo con una  estructura psicológica que les permita desarrollar habilidades sociales, basadas en el respeto a los demás sin sentirse superior a nadie.

La Autoconfianza, La posibilidad de ayudar a los estudiantes a cultivar relaciones sanas, gestionar mejor las dificultades, es por ello, la importancia de la resiliencia, como estrategia para generar autoconfianza, la cual va a generar que nuestros alumnos generen una percepción positiva sobre su propia capacidad o rendimiento determinado.

Uno de los mejores indicadores de la felicidad, es la calidad de las relaciones que tenemos con los demás, los Padres sin lugar a dudas contribuimos en ello, desde los modelos que asumimos como tal. No hay mejor oportunidad que educar en Felicidad y mejor aún en Inteligencia emocional, valorando el cambio conductual positivo de nuestros hijos.

Contenidos en tu correoSuscribete a nuestro boletín

Mantente informado de las ultimas noticias con nuestro boletin. Déjanos tu correo.