PARA TODOS LOS COMUNISTAS

 

Si pides que Dina Boluarte renuncie, eres comunista; si dices que las protestas contra el gobierno y el Congreso son legítimas eres comunista; si estás en contra de los femicidios y crees que la comunidad LGTBI tiene derechos, eres comunista confundido (Porque El Che y Fidel odiaban a los homosexuales); si estás de acuerdo con una educación inclusiva eres izquierdista, comunista y estás apostando por una agenda impuesta por Soros.

Si dices que no estás de acuerdo con que los muertos durante las protestas, se mataron entre ellos, y que los manifestantes de Puno son financiados por Evo Morales y traen balas dun dun, es porque eres comunista, defensor del castrochavismo. Si crees que los detenidos durante las protestas no son terroristas, es porque tú también lo eres, “camarada”.

Si crees que los trabajadores del sector privado merecen derechos laborales, eres comunista; si crees que la minería no debería intervenir en las zonas de reserva hídrica, eres comunista ignorante y te opones al desarrollo de la economía peruana, es más eres terrorista y sólo te falta tu vincha con el símbolo de la hoz y el martillo.

Si pides que la Fiscal de la Nación enseñe sus tesis, y diga cómo acabó sus dos estudios de post grado en la Universidad de Joaquín Ramírez, eres comunista, pero además es casi seguro que perteneces a las filas del Movadef, y no quieres que investiguen al indio comunista Pedro Castillo, porque seguro eres de sus filas.

Si crees que Fujimori fue un dictador, es porque estás defendiendo a los terroristas, pero tienen bonus si crees que Fujimori cometió delitos de lesa humanidad, o sea ya eres ultra terruco. Si crees que Keiko Fujimori y sus congresistas obstruyeron a todos los gobiernos desde Humala hasta Castillo, eres un miserable comunista.

Si estas de acuerdo con que Petroperú deba tener mayor protagonismo en la explotación, transporte, procesamiento y comercialización de gas natural y el petróleo peruano, eres un comunista que defiende al estado que es malo para manejar las empresas, sólo los comunistas no se dan cuenta que la empresa privada es la salvadora del país.

Todos los conceptos, líneas arriba, son parte de la ignorancia de quienes no saben distinguir entre una tendencia política y otra, son esos que acusan de comunistas a quienes tienen ideas progresistas o ligadas a la izquierda, o tan sólo no están de acuerdo con la derecha rancia que domina el Congreso, ahora el gobierno y algunos gobiernos locales como Lima y Cajamarca.

Son los que no entienden que el comunismo casi está proscrito en el mundo, y sólo perdura en Cuba o en Corea del Norte. Por eso es necesario que en el colegio y en las universidades se enseñe cuáles son cada una de esas tendencias políticas y cuáles son sus postulados, la historia en los países donde se han aplicado y las consecuencias que han acarreado, para que al final el alumno con argumentos críticos saque sus propias conclusiones.

El problema es que el gobierno de la señora Dina Boluarte acaba de prohibir que en el sistema educativa nacional se enseñe ideologías políticas. Textualmente dijo: “Aquel maestro que use sus horas de enseñanza en generarles ideología o política a nuestros niños, estará entrando en un proceso administrativo para que se le pueda retirar de las aulas de clase”.

Pareciera que la señora Boluarte y los que la asesoran no distinguen entre el “adoctrinamiento” y la “cultura”; están yendo tan lejos que con normas o amenazas como la que ha dado, lo único que van a lograr es mayor ignorancia y acusaciones infundadas, como llamar fácilmente terrorista a quien sale a las calles a defender sus legítimos derechos.

El director.